“Expertos en nutrición moderna coinciden en sus nuevas recomendaciones en la necesidad de enfocarse en la Calidad de la dieta, en la que vegetales y frutas deben tener una presencia mayoritaria”

La imagen más frecuente que nos viene a la cabeza a la hora de hablar de nutrición sana es la clásica pirámide de la alimentación, que establecía todo el conjunto de recomendaciones básicas. La investigación y el estudio continuados por parte de toda la comunidad de investigadores en materia de nutrición ha ido dando como resultado nuevas pautas de alimentación sana, que ha desplazado, progresivamente, a aquellas establecidas a partir de la pirámide. Especialmente importante fue, en este sentido, la publicación que en 2011 hizo el equipo de investigadores nutricionistas de la Harvard School of Public Health, de la Universidad de Harvard. Como resultado de su investigación publicaron aquel año lo que llamaron el Plato para Comer Saludable de Harvard.

De la Pirámide Nutricional al Plato para Comer Saludable

De la Pirámide Nutricional al Plato para Comer Saludable

Tal y como especifica el propio equipo de investigación, el Plato para Comer Saludable es “una guía para crear comidas saludables y equilibradas, ya sean servidas en un plato o empaquetadas para llevar en la merienda o el almuerzo”. El hecho es que las pautas que aquí incluyen para cuidar nuestra salud a partir de nuestra dieta han ido desplazando a recomendaciones ya establecidas a partir de la clásica pirámide, rompiendo importantes premisas que ésta establecía, como era la base de la dieta.

«El aporte principal del día a día, hasta un 50%, debe proceder de frutas, vegetales y hortalizas»

Si la pirámide clásica establecía los cereales como el alimento presente en la base de la dieta, las recomendaciones que se derivan de la investigación de Harvard establece que el aporte principal en nuestra dieta diaria debe proceder, hasta un 50%, de frutas, hortalizas y verduras. Supone un cambio importante que nos lleva a disponer de una dieta más sana y saludable, a la vez que nos permite disfrutar más de nuestras comidas y, sin duda, de forma mucho más creativa.

E Plato Saludable también señala que la grasa de elección para cocinar o aliñar debe ser el aceite de oliva o colza

E Plato Saludable también señala que la grasa de elección para cocinar o aliñar debe ser el aceite de oliva o colza

«Cuidarnos de manera Sana y Divertida: la Calidad es más importante que la Cantidad»

Fijar la base de la alimentación diaria en frutas, hortalizas y verduras es de enorme relevancia también para aquellos que buscan perder peso de forma sana, equilibrada y saludable, sin caer en dietas restrictivas o asociadas a la cantidad de calorías. De hecho, uno de los mensajes principales que se derivan de El Plato para Comer Saludable es que la calidad de carbohidratos en la dieta es más importante que la cantidad.

Así, algunas fuentes de carbohidratos, como frutas y verduras, son más saludables que otros. En esta línea está también otro de los mensajes fundamentales. Y es que se anima a los consumidores al uso de aceites saludables, siendo el AOVE la grasa más saludable de todas y protagonista de nuestra dieta mediterránea, sin establecer una cantidad máxima da calorías de fuentes saludables que las personas pueden obtener cada día de su dieta.

En Aceite Retamar nos mueve el contribuir de manera activa al cuidado diario y al bienestar de las personas, desde una dieta equilibrada, sana y saludable. Animamos a todos a tener en cuenta todos los días estas recomendaciones para poder ponerlas en práctica cada día. Tal y como recomiendan directamente desde la Universida, ten siempre a mano una copia del Plato para Comer Saludable de Harvard para que puedas tener siempre presente sus recomendaciones y poder ponerlas en práctica en tu día a día.

A modo de resumen, te presentamos aquí las recomendaciones principales:

  1. Haz que la mayor parte de tu comida diaria esté compuesta de verduras y frutas, la mitad aproximadamente. Recuerde, las patatas no son un vegetal.
  2. La importancia de incorporar variedad y color. Es la forma de asegurarnos que estamos tomando todos los nutrientes que nuestro organismo necesita.
  3. Incluye cereales integrales, al menos un cuarto de la comida: los granos integrales (trigo integral, arroz integral, quínoa, avena, pan integral, pasta de trigo integral…) tienen un efecto más moderado del azúcar en la sangre y la insulina que los alimentos de harinas blancas.
  4. Incluye proteínas de fuente saludables, hasta un cuarto de tu plato: pescado, pollo, legumbres, nueces.., permiten también crear platos creativos por lo bien que combinan con vegetales. Carnes rojas y embutidos deben incluirse de forma muy limitada.
  5. El aceite siempre de origen vegetal, preferiblemente Aceite de Oliva (ya explicamos en nuestro blog el porqué es esta grasa las más saludable). Elimina las grasas animales (margarinas y mantequillas) o las grasas trans. Dado que estas últimas están presentes en los alimentos ultraprocesados, elimina también éstos de tu dieta.
  6. En las bebidas tomar agua, té o café. Evita las azucaradas y limita la leche (o productos lácteos) a una o dos porciones al día. Igualmente, el zumo limítalo a un vaso pequeño al día.
  7. Mantente Activo, importante para cuidarnos y también para controlar nuestro peso.

«Poner nuestro foco en la Calidad de nuestra Dieta Diaria»

Como recomendación última, nos gustaría insistir de nuevo en el mensaje principal de El Plato para Comer Salubable: Enfocarse en la Calidad de la Dieta, identificar los alimentos que procedan de las fuentes más saludables, sin preocuparnos en la cantidad. En este aspecto, el Aceite de Oliva Virgen Extra, siendo la grasa vegetal más saludable, se convierte, sin duda, en nuestro mejor aliado para cuidar nuestra salud.

 

Más información

The Nutrition Source: El Plato para Comer Saludable