El aceite de oliva y el colesterol son dos factores fundamentales para nuestra salud. El aceite de oliva es uno de los productos más presentes en nuestra dieta, ya que por lo general, se consume a diario, el colesterol es un indicador básico para nuestra salud, por eso es importante mantener unas tasas saludables, en base a una dieta adecuada y la práctica regular de ejercicio.

Vamos a analizar la relación que existe entre el aceite de oliva y el colesterol, las ventajas de consumir este producto a diario y la influencia del colesterol sobre nuestra salud.

Qué es el colesterol y qué tipos de colesterol existen

El colesterol es una sustancia presente en el torrente sanguíneo y en nuestras células. Todas las células de nuestro cuerpo necesitan de un aporte de colesterol para mantenerse sanas, sin embargo, un exceso de lípidos y una descompensación entre el colesterol LDL y el colesterol HDL va a provocar problemas de salud, que mantenidos a largo plazo pueden provocar consecuencias graves.

El colesterol es una lipoproteína, es decir, una proteína grasa. Existen dos tipos:

  • LDL: Este colesterol es conocido como “colesterol malo”, debido a su poca densidad. Está presente en las grasas trans de los alimentos ultraprocesados y en términos generales, no aporta ningún beneficio a nuestro organismo.
  • HDL: El colesterol de tipo HDL es considerado “colesterol bueno”, se trata de un colesterol de alta densidad que dispone de los aportes que realmente necesitan nuestras células, para llevar a cabo muchas de sus funciones.

Las consecuencias de tener una tasa alta de colesterol

Cuando hablamos de altas tasas de colesterol, habitualmente hablamos de niveles excesivos de colesterol LDL. En estos casos se forman lo que llamamos placas, mediante una sustancia de grasa que se va depositando poco a poco en las arterias, estrechándolas. La consecuencia principal es que el torrente sanguíneo disminuye, al obstruirse el paso de sangre por las arterias principales del cuerpo.

Cuando las acumulaciones de colesterol son muy elevadas existe riesgo de sufrir enfermedades coronarias, ataques cerebrales, enfermedades específicas de las arterias, etc.

Las principales precauciones que debemos tener en cuenta para evitar los efectos nocivos del colesterol se basan en la práctica regular de deporte y seguir una alimentación sana. Mediante alimentos sanos y variados conseguimos limpiar la grasa presente en nuestras arterias, eliminando cualquier resto de colesterol. El deporte nos va a permitir reducir los niveles de colesterol LDL, protegiendo especialmente a nuestro sistema coronario.

El aceite de oliva y su impacto sobre las tasas de colesterol

El aceite de oliva es uno de los alimentos más importantes de nuestra dieta Mediterránea. Una de las razones por la que los expertos recomiendan su consumo habitual es por su efecto sobre las tasas de colesterol.

El aceite no actúa como reductor del colesterol, sino que ayuda a compensar las tasas de lípidos presentes en nuestro cuerpo. La principal ventaja del aceite de oliva virgen extra es que aumenta los porcentajes de colesterol HDL (el colesterol bueno), mientras reduce las tasas de colesterol LDL (el colesterol malo).

Por tanto, a diferencia de otros alimentos, el aceite de oliva no reduce todas las tasas de colesterol, sino que actúa sobre el colesterol nocivo reduciéndolo, mientras potencia la acción del colesterol bueno.

En este sentido, hay que tener en cuenta que estas consecuencias del aceite de oliva para nuestra salud no se basan en las cantidades de aceite que consumamos, sino en la regularidad del consumo. De nada sirve ingerir grandes cantidades de AOVE de manera puntual, el consumo recomendado se basa en pequeñas cantidades, que debemos procurar tomar a diario.

Hay que recordar que las grasas presentes en el aceite de oliva son de origen vegetal, y por lo tanto, son mucho más sanas que las presentes en otros alimentos. Las grasas monoinsaturadas y el alto contenido en antioxidantes presentes en el aceite ayudan a regular las tasas de colesterol, permitiendo que nuestras arterias estén libres de acumulaciones de lípidos.

El aceite de oliva para personas con tasas altas de colesterol

Cuando analizamos la relación entre colesterol y aceite de oliva, habitualmente hacemos referencia a cuestiones preventivas, sin embargo, el aceite de oliva también se recomienda a personas que presentan altas tasas de colesterol, o que se acercan a niveles de peligro.

Como hemos indicado, el consumo regular de aceite de oliva reduce el colesterol malo, mientras potencia los efectos del colesterol bueno, esta es la razón por la que habitualmente se suele recomendar el consumo regular de AOVE en personas que presentan tasas de colesterol elevadas.

El consumo de aceite se puede llevar a cabo en crudo, o bien añadiendo aceite a nuestros productos cocinados. En cualquiera de las dos formas el aceite de oliva va a ser beneficioso, permitiendo descender las tasas de colesterol presentes en nuestro organismo.

En cualquier caso, las personas que presentan problemas de colesterol deberán seguir un tratamiento específico, acompañado de una dieta regular en la que se incluya el consumo de aceite de oliva y otros productos saludables.

AOVE, el mejor aceite para tu salud

Si quieres cuidar tu salud mediante un producto cien por cien natural, el aceite de oliva virgen extra es la mejor decisión. Se trata de un producto que puedes consumir a diario, y que además, no incorpora ningún elemento añadido ajeno a su composición natural.

A diferencia de otros aceites, el AOVE se obtiene únicamente del prensado de la oliva, y por lo tanto es mucho más sano.

Los polifenoles presentes en los aceites de oliva virgen extra potencian los beneficios de los aceites, por eso ante dolencias relacionadas con el colesterol y las enfermedades coronarias en general, es recomendable el consumo de AOVE de manera regular, como parte de una dieta saludable.

En Aceites Retamar dispones de una amplia selección de aceites de oliva virgen extra, con todas las propiedades que necesita tu organismo para mantener unas tasas de colesterol sanas.