El Aceite de Oliva Virgen Extra es la máxima calidad comercial de aceite de oliva, de las tres reconocidas por la Unión Europea (UE) y el Consejo Oleícola Internacional (COI). Para que un aceite pueda alcanzar esta categoría, sus parámetros organolépticos y físico-químicos no deben superar unos determinados valores máximos. Algunos de éstos, son:

  • Grado de acidez (%), es el porcentaje de ácidos grasos libres con respecto al ácido oleico. Cuanto más bajo sea, más calidad tendrá el aceite
  • Índice de Peróxidos, medido en mEqO2/kg. Determina la oxidación inicial del aceite y el deterioro que pueden haber sufrido los antioxidantes naturales, los polifenoles y otros componentes nutricionales, como la vitamina E, o tocoferoles. Es un control de la buena praxis de la elaboración del aceite de oliva virgen.
  • Espectometría UV (absorbancia de ultravioleta) K270, K232, Delta-K, mide la absorbancia de un aceite de oliva a diferentes longitudes de ondas determinadas (K270, K232 control de la oxidación). Proporciona indicaciones sobre la calidad de un aceite y su estado de conservación. Se utiliza, igualmente, para detectar los componentes anormales en el aceite de oliva virgen.
  • Ceras, en mg/kg, aunque son un parámetro de control, también son un indicativo de la temperatura en la extracción del aceite y, por tanto, de su calidad.
  • Esteres Etílicos, en mg/kg, se producen por la reacción de los ácidos grasos libres y el etanol que, a su vez, proviene de la fermentación etílica de los hidratos de carbono de la aceituna; por ello, cuanto peor es el estado de la aceituna, mayor es su valor.

En lo que se refiere a la valoración organoléptica, el criterio para que un aceite de oliva sea clasificado como Virgen Extra es que no presente defecto alguno. Técnicamente se determina que su Mediana del Defecto, Md, sea 0.

En Aceite Retamar entendemos estos requisitos de la normativa de calidad, para la categoría Virgen Extra, como unos mínimos necesarios. Nuestro compromiso es mejorar al máximo todos y cada uno de los parámetros, para ofrecer un zumo de aceitunas de máxima calidad, fuente de salud y de altísimo valor culinario y nutricional.

La alta calidad de nuestro aceite tiene también su expresión analítica al observar el excelente valor que presentan sus parámetros físico-químicos con respecto a los límites de la norma de calidad:

Ofrecer un Aceite de Oliva Virgen Extra de la Máxima Calidad implica actuar decididamente, buscando las más altas cotas, en todas las fases del proceso. Desde el cuidado del ecosistema que forma el olivar, preservando su riqueza y diversidad, el estado sanitario del fruto, las prácticas realizadas de cultivo, la recolección en el momento óptimo, la climatología, el cuidado del fruto en la almazara, cada fase del proceso de extracción y, por último, su almacenamiento. Todas estas acciones poder estar diseñadas y sincronizadas con el objetivo de alcanzar las más altas cotas de calidad.

Para conocer más sobre las virtudes y secretos de nuestros aceites, y lo que le convierte en el alimento más saludable, te invitamos a visitar nuestro blog y conocer más sobre todos los beneficios y propiedades del nuestro aceite Ecológico de Cosecha Temprana.