Absolutamente. En alguna de nuestras repuestas anteriores nos hemos referido a esa fracción minoritaria de elementos bioactivos, presentes en los aceites de máxima calidad. De forma resumida, indicar que se trata de una fracción minoritaria, entre el 1,5 y el 1% pero que representan un conjunto de más 250 compuestos, entre los que se encuentran los antioxidantes, vitaminas, clorofilas, carotenos, glucósidos, etc.

Durante los últimos años, y a día de hoy, son muchas las publicaciones e investigaciones por parte de la Comunidad Científica que vienen a demostrar las innumerables cualidades saludables que esta fracción minoritaria de elementos otorga a un Aceite de Oliva Virgen Extra de máxima calidad.

Estas propiedades saludables se han ido conociendo a partir de las investigaciones científicas de estos últimos años y son muchas. Potente antioxidante celular, efecto contra distintos tipos de cánceres (mama, colon, etc.), efecto frente a las enfermedades cognitivas (alzhéimer, demencia senil, etc.), efecto antienvejecimiento, efecto vasodilatador, etc. Toda esta batería de ventajas se debe a estos elementos menores mencionados y que, por tanto, sólo podemos encontrarlos en los aceites de oliva de máxima calidad.

Adicionalmente a estas propiedades están la ya conocidas desde siempre, asociadas al alto porcentaje de ácido oleico, monoinsaturado, presente en los aceites de oliva. Entre estos beneficios está la protección ante episodios coronarios (tensión, corazón, diabetes, colesterol).

En resumen, si el aceite de oliva es bien, los vírgenes extra de alta calidad son excepcionales. Sólo con estos últimos disfrutaremos de todos los efectos saludables que día a día nos descubre la comunidad científica internacional.

En nuestra sección de noticias encontrarás información más detallada, y sus fuentes científicas, para conocer mejor todas las increíbles propiedades saludables del AOVE.