¡Cuídate y cuida a tu familia con Aceite de Oliva Virgen Extra! Descubre sus beneficios

Salud Familiar

De la mano de Aristóteles o Hipócrates nos llegan, ya desde la época clásica, evidencias de las propiedades beneficiosas del aceite de oliva virgen extra en todos sus usos, especialmente alimentación, o también como ungüento o bálsamo para el cuidado personal.

En los últimos años, especialmente la última década, se han ido descubriendo los beneficios específicos que su consumo aporta para disminuir el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y de padecer distintos tipos de tumores, su acción positiva en pacientes que padecen diabetes o con enfermedades neurodegenerativas, tales como el Alzheimer, o su efecto antidepresivo  y saciante para combatir el sobrepeso y la obesidad. Sin embargo, estudios recientes han sacado a la luz sorprendentes hallazgos acerca de su efecto positivo en enfermedades menos conocidas, que posicionan el AOVE como el aliado más poderoso para nuestra salud.

Te enumeramos, a continuación, 10 razones para incluir el AOVE en tu dieta diaria:

Salud Cardiovascular

Su consumo tiene propiedades antitrombóticas y antiinflamatorias en pacientes con fibromialgia, mejorando los valores de varios marcadores de riesgo cardiovascular. El AOVE mejora los valores de la velocidad de sedimentación globular en pacientes con fibromialgia.

Potente Antioxidante y Neuroprotector

El AOVE es bueno para el cerebro, especialmente para las personas mayores. El hidroxitirosol, un compuesto presente de forma natural en el AOVE, posee propiedades antioxidante s y neuroprotectoras. Se sabe, además, que varios factores, incluida la dieta, pueden estimular la neurogénesis en adultos.

Salud renal en trasplantes

La Dieta Mediterránea es rica AOVE puede ayudar a preservar la salud renal de los receptores de trasplantes. Los receptores de trasplante de riñón con mayor adherencia a este patrón alimentario tienen menos probabilidades de experimentar la pérdida de función de su riñón trasplantado.

 

Menor riesgo de coagulación en personas con sobrepeso

En adultos sanos pero obesos, el consumo de aceite de oliva virgen extra al menos una vez por semana se ha asociado con una menor actividad de las plaquetas, lo que puede reducir la tendencia de la sangre a coagularse y bloquear el flujo sanguíneo.

 

Facilita la absorción de los compuestos saludables de nuestra dieta

Cocinar las hortalizas del sofrito con aceite de oliva virgen extra favorece la absorción y liberación de los compuestos bioactivos de sus ingredientes tradicionales (ajo, cebolla y tomate). Así, cocinar hortalizas con AOV favorece que los compuestos bioactivos, como los carotenoides y los polifenoles que están presentes en las hortalizas y verduras del sofrito, se desplacen hacia el AOVE, lo que facilita la absorción y la bioactividad de dichos compuestos.

 

Refuerza nuestras defensas

El aceite de oliva ofrece dos poderosas armas en la lucha contra la resistencia bacteriana. En concreto, se han sintetizado a partir de sendos compuestos presentes en el aceite de oliva –el ácido oleanólico y el maslínico- dos derivados con un enorme potencial antimicrobiano. En este sentido, se ha demostrado su efecto sobre la bacteria Staphylococcus aureus, una de las principales causantes de infecciones en catéteres o prótesis hospitalarias

Reduce el dolor

En consumo de aceite de oliva se relaciona con la producción de ciertas sustancias neuronales denominadas encefalinas que reducen el dolor. Los experimentos, acometidos en ratones, exploran posibilidades para diseñar estrategias terapéuticas del control del dolor y estrés.

El aceite de oliva mejora la producción de encefalinas, unos compuestos que actúan como ‘opiáceos’ naturales en el organismo.

El aceite de oliva mejora la producción de encefalinas, unos compuestos que actúan como ‘opiáceos’ naturales en el organismo.

Previene la Pancreatitis aguda

El ácido oleico e hidroxitirosol, abundantes en el aceite de oliva virgen extra, actúan sobre los mecanismos celulares implicados en el desarrollo de la pancreatitis aguda, una enfermedad con etiología oxidativo-inflamatoiria.

Molécula de Hidroxitirosol presente en el AOVE

Molécula de Hidroxitirosol presente en el AOVE

 

Favorece la cicatrización de las heridas

El escualeno, uno de los principales componentes menores de los aceites de oliva vírgenes, posee efectos positivos en la curación y cicatrización de las heridas y en reparación de los tejidos. Ello es debido a su acción sobre los macrófagos, células inmunitarias que tienen un papel destacado en estos procesos.

José Juan Gaforio. Catedrático de Inmunología de la Universidad de Jaén e Investigador responsable del estudio

El catedrático de Inmunología de la Universidad de Jaén e investigador responsable del estudio, José Juan Gaforio.

 

Mejora la Esperanza de Vida

El aceite de oliva virgen extra podría ser clave para mejorar la esperanza de vida y mitigar las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Los efectos del consumo de AOVE se potencian cuando se combina con una menor ingesta de calorías y el ejercicio físico.

Nos protege frente a la COVID-19

Y además, en estos momentos, frente a la letal amenaza que representa el terrible COVID-19, el AOVE se antoja como un perfecto aliado frente a infecciones bacterianas y víricas, al aumentar la cantidad de células que participan en el proceso defensivo de nuestro cuerpo, aportando una mayor resistencia ante agentes patógenos externos.

Proteger nuestro sistema inmune

Proteger nuestro sistema inmune

Conclusión en estos tiempos de confinamiento y pandemia, donde es clave priorizar el cuidado de nuestra salud y la de toda nuestra familia, nada mejor que tener mano una botella de AVOE